Terapias Energéticas

TERAPIAS VIBRACIONALES

Las Terapias Vibracionales se basan en la manifestación energética de la materia. Desde esta perspectiva, la salud, el equilibrio y el estado positivo del Ser obedecen a cierto grado y calidad de vibración. Si ésta se rompe o altera, aparece la enfermedad o cualquier tipo de desequilibrio mental o emocional.

Por tanto, este tipo de terapias se dirigen a restaurar el nivel y calidad de vibración perdido, haciendo resonar el sistema entero con las frecuencias adecuadas y permitiendo que active los mecanismos necesarios para recuperar su buen funcionamiento. A continuación, te presento las diferentes terapias vibracionales que aplico.

TERAPIA FLORAL: BACH Y SEGUNDA GENERACIÓN

Las esencias florales son preparados de flores silvestres cuyas propiedades terapéuticas fueron descubiertas por Edward Bach, médico bacteriólogo galés. Cada esencia floral se corresponde con determinados rasgos de personalidad, actitudes y emociones del ser humano. Sus enunciados nos hablan de respuestas puntuales o modos de ser característicos cuyo exceso enferman al individuo.

Como remedios, se dirigen a los conflictos internos, tensiones, bloqueos emocionales y problemas físicos resultantes. Ayudan a superar las dificultades yendo directamente a la raíz del desequilibrio.

Las flores de Bach o de primera generación, constituyen el primer sistema floral. Consiste en un método de curación que se asienta sobre la base de que el origen de la enfermedad es emocional.


De hecho, Edward Bach concluye que el gran transgresor o agente causante principal de una enfermedad o conflicto emocional lo constituye la disociación entre nuestro verdadero Ser y la Personalidad o Máscara que adquirimos durante el desarrollo. Esta disociación se lleva a cabo de 7 formas distintas, lo que da lugar a los 7 grupos bajo los que se dividen las 38 máscaras o las 38 formas de atentar contra nuestra naturaleza esencial. Cada una de estas máscaras da lugar a 38 variantes de comportamiento, todas ellas tratables mediante las 38 correspondientes Flores de Bach.

El sistema floral inglés se vio ampliado, a finales de los años 80, por otros sistemas de elaboración local, de otras partes del mundo. Esta gran variedad de sistemas dieron lugar a las Esencias Florales de Segunda Generación, que amplían el sistema clásico de 38 esencias, añadiendo otras, que contemplan más problemáticas e incrementan las posibilidades terapéuticas. Las esencias elaboradas por Bach 70 años atrás no incluyen varias de las modernas problemáticas, un espectro que queda cubierto por las esencias florales de nueva generación.


AROMATERAPIA ENERGÉTICA Y PSICOEMOCIONAL

La Aromaterapia es más que una rama de la medicina herbolaria, ya que emplea los aceites esenciales, que pueden considerarse las "hormonas de las plantas" y su acción terapéutica se efectúa a un nivel más elevado que el de la planta orgánica entera o su extracto, ejerciendo un efecto mucho más pronunciado en el cuerpo, la mente y las emociones.

La Aromaterapia Psicoemocional aprovecha la capacidad casi inmediata que tienen los aceites esenciales de influir en el sistema nervioso y neuro-endocrino.

Las sustancias odoríferas, como los aceites esenciales, desprenden moléculas que son detectadas por las células olfativas. Estas células están conectadas directamente al cerebro, por tanto, el sentido del olfato tiene un efecto potente e inmediato, tanto en el sistema límbico como en el hipotálamo.


El hecho de que los aceites esenciales presenten una composición química parecida a la de las hormonas provoca en nuestro organismo una reacción en cadena: cuando introducimos las moléculas de los aceites a través de la respiración, la piel o la ingestión, se produce una modificación tanto en el metabolismo como en las fibras musculares lisas (todas aquellas que se mueven sin intervención de nuestra voluntad).

Por su parte, la Aromaterapia Energética es una forma particularmente potente de terapia ya que aúna la estimulación de puntos clave del campo energético (chakras y meridianos) y las propiedades específicas de los aceites antes mencionadas.


CROMOTERAPIA APLICADA AL CAMPO ENERGÉTICO HUMANO

Sin la luz solar, la vida no sería posible, su influencia sobre los seres vivos es fundamental. Este poderoso agente natural es, a la vez, un notable elemento curativo. La energía que irradia del sol y que vemos como luz tiene diferentes frecuencias vibratorias que percibimos como los colores. El color es la propagación simultanea de un campo eléctrico y un campo magnético; es una radiación de una determinada longitud de onda. El color nos afecta porque es una energía que tiene la capacidad de alterar nuestra estructura bioquímica. Nuestro equilibrio energético depende de la capacidad del organismo para absorber todos los colores del Arco Iris.

Así, de modo parecido al de las plantas, que transforman la luz solar en energía por medio de la fotosíntesis, los seres humanos, al percibir la luz coloreada, pueden asimilar sus diversas vibraciones sutiles y aprovecharlas para regular eventuales desarreglos energéticos de su organismo. Los colores que nos rodean ejercen una influencia en nuestras sensaciones, pensamiento y sentimientos. La cromoterapia utiliza esta influencia proyectando la luz de los colores sobre el cuerpo humano.



GEMOTERAPIA APLICADA AL CAMPO ENERGÉTICO HUMANO


Los cristales son materia; por tanto, están compuestos de partículas  diminutas, los átomos. En la formación de las estructuras cristalinas, por ejemplo el Cuarzo, los átomos se unen como piezas de un mismo rompecabezas. Esta integridad original también se manifiesta en el plano molecular: todas las moléculas palpitan y vibran en una misma frecuencia. Esa microestructura (o retícula) define las propiedades físicas del cristal.

En gemoterapia, las piedras se aplican a partes especificas del cuerpo, como pueden ser los centros nerviosos vitales, las zonas de los chakras y puntos del plexo solar. La frecuencia de energía acrecentada permite disipar memorias y desequilibrios. Los cristales pueden neutralizar cargas negativas y la energía queda entonces Iiberada de bloqueos psíquicos y físicos.



SONOTERAPIA APLICADA AL CAMPO ENERGÉTICO HUMANO

Si existe una terapia vibracional por excelencia, ésta es la Terapia de Sonido. La Sonoterapia utiliza diferentes vibraciones y frecuencias acústicas para "afinar" el sistema humano al completo.

El efecto espectacular de la Sonoterapia sobre la mente, las emociones y el cuerpo, se debe a que el sonido tiene la capacidad de propagarse celularmente y actúa además sobre las ondas cerebrales. Existen métodos cada vez más sofisticados de Terapia de Sonido, respaldados por un gran número de investigaciones.

Además de su efecto psicoterapéutico, la Sonoterapia nos ayuda a contrarrestar los efectos nocivos sobre nuestro campo energético de la vida del siglo XXI, como la contaminación electromagnética y el alto nivel de decibelios de la vida urbana.

 

© Terapia Holística 2018. Todos los derechos reservados.