Psicoterapia - Sincronización de Hemisferios Cerebrales
(SHEC ©)


 
El cerebro dispone de un sistema de manejo y procesamiento de la información, que logra la resolución de las situaciones cotidianas o inesperadas de la vida del sujeto logrando un estado de salud mental. Es decir, que ante cualquier evento perturbador que nos acontece, el cerebro tiene capacidad de manejarlo y procesarlo hasta que desaparezcan las emociones negativas asociadas al mismo, y logrará que este suceso nos sirva de aprendizaje y sea integrado para ser utilizado en el futuro.

Nuestros hemisferios están en constante sincronía intercambiándose la información que ambos poseen, logrando un estado de salud mental y emocional. Podemos decir que tiene un sistema de "autocuración" constante.
Debido a un trauma, a una situación inesperada que nos impacta y perturba, nuestro cerebro puede desequilibrarse, perder la sincronía, quedando ese hecho doloroso o traumático atrapado en el hemisferio derecho, con la imagen, los sonidos, las creencias negativas que producen ese hecho y sin poder acceder a los recursos, a la experiencia que reside en el hemisferio izquierdo, no pudiendo procesar la información debidamente.

Nuestro cerebro no encuentra los recursos necesarios para superar la situación. Al quedar el malestar atrapado en el hemisferio derecho y quedándose sin los recursos del hemisferio izquierdo, la persona se ve atrapada en la incredulidad y el dolor emocional sintiendo: ansiedad, tristeza, ira, creencias negativas, baja autoestima, pesimismo, síntomas físicos (presión en el pecho, boca seca, nudo en el estómago, diarreas repentinas, etc.) como detonación de una parte de un recuerdo traumático no procesado o procesado de forma disfuncional o parcial.

Para superar los traumas y volver o encontrar el equilibrio y salud emocional es necesario que toda esa información estancada en redes neuronales, en el hemisferio derecho, sea procesada. Debemos poner en marcha el sistema de "curación" natural de nuestro cerebro.

Para qué es adecuado SHEC


*SHEC trabaja con sucesos traumáticos recientes y/o pasados concretos:

-Duelos: muertes, separaciones, divorcios.

-Cualquier evento traumático sucedido durante la infancia u otro momento de la vida.

-Abusos, maltrato de cualquier tipo.

-Situaciones inesperadas traumáticas: bancarrotas, despidos, mudanzas, cambios bruscos, enfermedades, hospitalizaciones.

-Cualquier evento sucedido a una persona cuya integración haya sido incompleta o difícil y tenga aún consecuencias en su vida.

*Y también con Sintomatología emocional diversa, sin una relación directa o consciente con un hecho traumático:

-Aversiones, miedos y fobias.

-Ansiedad y Depresión.

-Emociones negativas recurrentes de cualquier tipo.

-Malestares Físicos y Psicosomáticos. Trastornos Alimenticios.

-Cualquier dificultad a nivel interpersonal (timidez, falta de asertividad, celos, dependencias, habilidades sociales en general).

En qué consiste SHEC

SHEC es una Técnica de Integración Cerebral que recoge e integra en una sola técnica las herramientas de otras técnicas anteriores: EMDR, ICV, TIC y One Eye at Time.

La sesión consiste en la Integración del Suceso Traumático o Síntoma trabajando a partir de las sensaciones físicas y emocionales del paciente ante el mismo y solucionando cualquier malestar a través de la Sincronización Cerebral mediante el uso de las Gafas de Sincronización Interhemisférica y otras Técnicas Complementarias Psicoenergéticas basadas en las técnicas TFT, THCP y EFT.

SHEC es rápido y altamente efectivo, capaz de eliminar cualquier síntoma o trauma de un modo total. Una de las maravillas de la Neuropisicología Aplicada más avanzada a tu alcance.