Qué es Terapia Holística  

EN QUÉ CONSISTE

La Terapia Holística es un tipo de terapia integral, que trata todas las estructuras psíquicas del Ser Humano, tanto a nivel Consciente como Inconsciente, y se ocupa de atender de forma conjunta las dimensiones neurológica, corporal, emocional, mental y energética. El objetivo es la integración y la armonización del sistema como un todo.

He articulado este método a través de la integración coherente de distintas corrientes terapéuticas especializadas en el tratamiento de cada una de estas dimensiones, a lo largo de 15 años de andadura en el crecimiento personal y terapéutico.

Qué aporta la Terapia Holística frente a otros tipos de terapia

La Terapia Holística parte de un supuesto simple pero determinante en su eficacia: el ser humano es una totalidad. Otros tipos de terapia trabajan a un nivel, dejando de lado los otros. Normalmente, este nivel es el mental, el cual permite observar, darse cuenta e incluso cambiar ciertos aspectos, pero no resolver o erradicar totalmente la problemática.

Otro carencia común en otros tipos de terapia es no contemplar la dimensión inconsciente. A nivel consciente podemos operar con lo que vemos y conectamos de un modo habitual, mas este nivel - casi siempre accesible - nos muestra muchas veces el despliegue del problema, sus síntomas, pero no nos revela las causas. En la casi totalidad de los problemas de las personas las raíces de los mismos se encuentran en el inconsciente, aquellas zonas psíquicas con las que no conectamos de un modo habitual.


Por otra parte, aún es común no tener en cuenta al Cuerpo en los procesos psicoterapéuticos, cuando es una vía fundamental de trabajo, así como la dimensión Emocional que se suele trabajar de formal parcial. Por último, otra variable que suele faltar, quizás por ser de reciente desarrollo, es la aplicación de Técnicas de Neuropsicología Aplicada. Por tanto, estas dimensiones (Inconsciente, Cuerpo, Cerebro y Emoción) son en las que normalmente más me hace falta incidir en el desarrollo de mi trabajo.

Para poder erradicar realmente un problema y para que la verdadera transformación ocurra, es necesario acceder al inconsciente e integrarlo al consciente. Del mismo modo, si la mente entiende algo, pero el cerebro, las emociones, el cuerpo y la energía de la persona no acompañan en el proceso, el cambio no será posible. El sistema entero ha de realizar la transformación: es necesario trabajar todo el sistema.

Un trabajo terapéutico a nivel Holístico asegura que todas las dimensiones implicadas sean atendidas en el proceso, por lo que garantiza que la transformación sea real, completa y duradera.


Cómo es el proceso de la Terapia

Entrar en un ciclo de terapia es un momento crucial en la vida. Algo en nosotros se ha movilizado lo suficiente como para empujarnos a buscar ayuda. Este momento es muy importante y ha de merecer la pena. Una terapia bien realizada y bien aprovechada debe suponer un antes y un después en la vida de la persona. Con este punto de partida, puedo describirte cómo son los procesos que asisto, en líneas generales:

*Completo y Estructurado: La visión integral de la persona proporciona un completo mapa de todos las variables que es necesario atender y que siempre se encuentran relacionadas entre sí, configurando un todo. Esta visión holística permite un trabajo riguroso y estructurado. Siempre aplico un mapa de trabajo personalizado para cada persona que viene a verme, el cual está a su disposición desde el primer momento, junto con información detallada de qué, cómo y por qué hacemos las cosas.


*Multidisciplinar:
En función de las necesidades de la persona, aplico varias herramientas para tratar cada una de las dimensiones implicadas en su problemática, conformando una terapia multidisciplinar.

*Rápido y dirigido a tu Autonomía: aunque nunca puedo decirle a la persona cuánto tiempo durará su proceso, sí puedo asegurar que uno de mis objetivos es que este tiempo sea el mínimo posible. El momento de hacer terapia es importante: es un tiempo de parada, de introspección, de transformación. Pero es un tiempo limitado, con un principio y un final. Creo que la persona que acude a un ciclo de terapia ha de salir de ella con la conciencia de haber culminado algo, de haber pasado de fase o de nivel y con todas las herramientas necesarias para continuar su vida de una forma autónoma, sin depender de otra persona para ello.

*Profundo y Vivencial: la terapia es ante todo una experiencia. Una vivencia catalizadora, que transforma. La naturaleza de los procesos que asisto es profunda y altamente experiencial.

*Puedes consultar información detallada sobre mi método y las herramientas que utilizo en las diferentes secciones de esta web.

 

© Terapia Holística 2018. Todos los derechos reservados.