Psicoterapia Corporal VEGETOTERAPIA BIOENERGÉTICA BIOSÍNTESIS

BIOSÍNTESIS

La Biosíntesis es una de las más novedosas corrientes de psicoterapia derivadas de métodos reichianos con un abordaje multidimensional del ser humano. El creador de esta psicoterapia es el británico David Boadella. El término Biosíntesis significa “integración de la vida” y el primero en usarlo fue el inglés Francis Mott, creador de un método de psicología basado en el estudio de la vida intrauterina.

A partir de estos conceptos básicos del desarrollo prenatal, Boadella crea un método de psicología somático-corporal que además recoge los desarrollos de del Análisis Bioenergético (A. Lowen), la Corenergética (J. Pierrakos), Psicología Formativa (S. Keleman), Biodinámica (G. Boyesen), la Vegetoterapia (W. Reich), y la Neuropsicología (A. Damasio, A. Schore).

Corrientes de Vida

Uno de los pilares centrales y exclusivos de la Biosintesis es la existencia de tres corrientes energéticas que tienen relación con las capas embrionarias celulares: Endodermo, Mesodermo y Ectodermo, las cuales forman las tres regiones principales del cuerpo: abdomen, columna y cabeza.

La integración o equilibrio entre estas tres corrientes es interrumpida o quebrada en nuestra vida intrauterina o en la temprana infancia, estructurando el carácter y sus desequilibrios, que van limitando el funcionamiento natural de nuestra esencia y madurez personal.

La primera corriente de vida es el Grounding o Enraizamiento, muy investigado por Alexander Lowen en la Bioenergética. Esta corriente tiene que ver con el Mesodermo y es la expresión del Yo Adulto sano que se autosostiene, es independiente y está en contacto con el mundo. El Mesodermo está ligado a la acción, el movimiento, el tono muscular y la sexualidad.


La segunda corriente es el Centring o Centramiento
. Se relaciona con el Endodermo y la capacidad de sentir, la respiración, las emociones, el metabolismo y el sistema nervioso. Es la capacidad de la persona de ponerse en contacto consigo mismo, regularse y expresarse. También tiene que ver con la región ventral y el inconsciente.

El tercer y último elemento de esta triada es el Facing o capacidad de confrontarse con uno mismo y con el otro. Se relaciona con el Ectodermo y por ende con todo el sistema nervioso, con lo cognitivo y los órganos de los sentidos. Es la capacidad de poder integrar lo que percibimos del mundo, la capacidad de hablar y de pensamiento.

Cuando estas tres corrientes se bloquean y no fluyen de manera natural generan síntomas o enfermedades que son siempre de tipo psicosomático. También se pueden observar bloqueos psicocorporales en las tres áreas de la conducta. Por ejemplo un bloqueo en la corriente de vida ligada al Enraizamiento se materializa en alguien que no es capaz de estar con los pies en la tierra, que piensa, intelectualiza y sueña en exceso.


La Integración de la Vida

La reintegración psicoterapéutica del paciente se facilita por medio de la liberación de los desequilibrios. Una de las bases del trabajo en la Biosintesis es la búsqueda de puentes entre lo sano y lo patológico, entre la parte sana de la psiquis y lo neurótico, entre lo saludable a nivel físico y la zona acorazada, de esta manera se crea un campo organizacional adecuado para la integración y la reorganización de las corrientes de vida.

Durante un proceso psicoterapéutico en Biosintesis, el paciente aprende a darse cuenta de su carácter, sus corazas corporales y su resonancia con él mismo y con el mundo. Entendiendo este proceso y viviéndolo con una presencia activa se hace un trabajo formativo transformando nuestro comportamiento emocional reflejado en posturas y hábitos inconscientes, refinando y creando movimientos corporales nuevos, desarrollando de esta manera nuestra corteza cerebral, es decir, evolucionando como seres humanos.

 

© Terapia Holística 2018. Todos los derechos reservados.