Terapias Energéticas - Terapia Floral: Bach y Nueva Generación


Las esencias florales son preparados de flores silvestres cuyas propiedades terapéuticas fueron descubiertas por Edward Bach, médico bacteriólogo y homeópata galés. La Organización Mundial de la Salud las autorizó en 1976, recomendando asimismo su uso a los países miembros.

Cada esencia floral se corresponde con determinados rasgos de personalidad, actitudes y emociones del ser humano. Sus enunciados nos hablan de respuestas puntuales o modos de ser característicos cuyo exceso enferman al individuo.

Una vez que nos damos cuenta de cuáles son esos modos recurrentes de pensar, sentir u obrar, que son la causa de la no armonía psico-física, se buscan las esencias florales que cubren esos desequilibrios y se prepara la fórmula floral apropiada en cada caso particular. Como remedios, se dirigen a los conflictos internos, tensiones, bloqueos emocionales y problemas físicos resultantes. Ayudan a superar las dificultades yendo directamente a la raíz del desequilibrio.

TIPOS FLORALES:


Esencias Florales de Bach:


Las flores de Bach o de primera generación,  constituyen el primer sistema floral. Consiste en un método de curación que se asienta sobre la base de que el origen de la enfermedad es emocional. De hecho, Edward Bach concluye que el gran transgresor o agente causante principal de una enfermedad o conflicto emocional lo constituye la disociación entre nuestro verdadero Ser y la Personalidad o Máscara que adquirimos durante el desarrollo.
Esta disociación se lleva a cabo de 7 formas distintas, lo que da lugar a los 7 grupos bajo los que se dividen las 38 máscaras o las 38 formas de atentar contra nuestra naturaleza esencial. Cada una de estas máscaras da lugar a 38 variantes de comportamiento, todas ellas tratables mediante las 38 correspondientes Flores de Bach.

Esencias Florales de Nueva Generación:


 

El sistema floral inglés se vio ampliado, a finales de los años 80, por otros sistemas de elaboración local, de otras partes del mundo. Esta gran variedad de sistemas dieron lugar a las Esencias Florales de Segunda Generación, que amplían el sistema clásico de 38 esencias, añadiendo otras, ampliando las posibilidades terapéuticas y contemplando cada vez más problemáticas.

Las esencias elaboradas por Bach 70 años atrás no incluyen varias de las modernas problemáticas, un espectro que queda cubierto por las esencias florales de nueva generación. La aparición de nuevas esencias realzan a los tradicionales.

Trabajo más de 100 tipos florales de Nueva Generación, que abarcan los sistemas de Mediterráneo, California y  Deva.

En qué consiste y cómo actúa el tratamiento:


Las esencias florales son remedios vibracionales, patrones de energía vital que al entrar en contacto con cualquier ser viviente penetran por sus meridianos energéticos y transforman la falta de armonía en un flujo firme y parejo de energía.

El tratamiento con Terapia Floral se administra tras una entrevista en profundidad con el paciente para conocer qué esencias son las adecuadas para su problema. También puede aplicarse el testaje energético para confirmar el diágnostico. A continuación se elabora el preparado que se entrega al paciente con instrucciones precisas sobre cómo tomarlo.
Sus efectos pueden percibirse a través de ciertos cambios, pensamientos, tomas de conciencia o insights a los que el paciente puede llegar durante el tratamiento. Amplían la capacidad de autoobservación, lo que facilita el desarrollo de nuestras potencialidades y recursos. También pueden darse catarsis y cambios emocionales, por lo que lo ideal es que el tratamiento vaya acompañado de sesiones de psicoterapia que le ayuden a atravesar e integrar el proceso.

No presentan contraindicaciones ni efectos secundarios y son compatibles con cualquier otro tipo de medicación.